LOGO OTROS PLAGAS

Ácaros, mosca blanca, trips, áfidos, mildiu, mosca del mantillo y Botrytis cinerea son plagas y enfermedades muy presentes que pueden afectar a muchas plantas y son probablemente de las más persistentes. Cada una puede causar daños considerables a tus plantas y no siempre resulta fácil deshacerse de ellas.

La Guía de Plagas y Enfermedades de CANNA proporciona información básica acerca de ellas (incluyendo su ciclo biológico) y te cuenta todo lo que necesitas saber sobre los síntomas, prevención y control de estas plagas y enfermedades.

  • Mosca del mantillo - Plagas y Enfermedades

    Mosca del mantillo – Plagas y…

  • Mosca del mantillo – Plagas y Enfermedades

    El individuo adulto de la mosca del mantillo es una pequeña mosca negra de unos 3-4 mm de longitud. Se suelen ver nubes de ellas en los invernaderos porque les atrae la humedad, las altas temperaturas y la materia orgánica en descomposición. El sustrato de los cultivos es el medio ideal para sus larvas, que son blanquecinas y sin patas, parecidas a pequeños gusanos. Se alimentan de materia orgánica y de las partes blandas de la planta que se encuentran bajo la superficie del sustrato, tales como raíces y tallos.

    Breves notas sobre la plaga

    ¿Qué es la mosca del mantillo?
    La mosca del mantillo (de las familias Mycetophilidae y Sciaridae) es una plaga común que afecta a las plantas de interior, especialmente bajo condiciones de altos niveles de humedad.
    ¿Cómo detectarla?
    Inofensivos individuos adultos volando alrededor de las plantas de interior o cerca de una ventana suelen ser los primeros en aparecer.
    ¿Qué puedes hacer?
    Asegúrate de que corre el aire por encima del sustrato y riega las plantas adecuadamente.

    Ciclo biológico de la mosca del mantillo

    La esperanza de vida de los individuos adultos es de una semana aproximadamente, y pueden poner hasta 300 huevos en suelos ricos y húmedos. En 4-6 días pequeñas larvas nacerán y comenzarán a alimentarse de las raíces de la planta durante dos semanas, después de las cuales pasarán a su estado de pupa que durará 3-4 días, convirtiéndose por último en jóvenes adultos que abandonarán el sustrato para dejar paso a la nueva generación. La duración de su ciclo vital completo es de 3-4 semanas, dependiendo de la temperatura en la que se desarrollen. Debido a su propensión a la reproducción y a la corta duración de su periodo de gestación, las plantas en maceta pueden alojar varias generaciones al mismo tiempo de cada fase de su ciclo vital (huevo, larva, pupa, adulto), por lo que suele ser necesario repetir la aplicación de cualquier remedio hasta que todos los huevos hayan desaparecido.

    Mosca del mantillo

    Síntomas de la plaga

    Los síntomas que mostrará la planta como indicadores de la aparición de la mosca del mantillo son un marchitamiento repentino, una pérdida de vigor, un crecimiento pobre y el amarilleamiento de las hojas. Cuando se trata de infecciones severas se puede llegar a perder una porción considerable de la planta.

    ¿Cómo prevenir la plaga?

    • Inspecciona las plantas a conciencia antes de comprarlas. Levanta el sustrato que rodea la base de la planta con cuidado y observa si contiene larvas. Rechaza cualquier planta de la que salgan volando moscas o mosquitos.
    • La mosca del mantillo se desenvuelve mejor en suelos húmedos, así que asegúrate de no regar en exceso, especialmente durante los meses de invierno, cuando las plantas requieren menos agua. Cuando las coloques en macetas, evita utilizar material orgánico que retenga el agua como la alga, ya que favorecerá la puesta de huevos.
    • Aplica CANNACURE en la planta para prevenir la plaga.

    Mosca del mantillo

    Soluciones para el control de la plaga

    • Si te encuentras con esta plaga, deja que el suelo se seque hasta una profundidad de entre 2,5 cm y 5 cm entre riegos. Esto no solo acabará con las larvas y evitará el desarrollo de los huevos, sino que también hará que el suelo resulte menos atractivo para que las hembras pongan huevos.
    • Coloca trampas adhesivas amarillas en posición horizontal en la superficie del suelo para capturar a un gran número de huevos adultos. La mosca del mantillo se siente atraída por el color amarillo y se puede eliminar fácilmente de la trampa antes de que pueda poner más huevos.
    • Riega las plantas de interior con especies de nematodos utilizadas para acabar con las larvas de esta plaga. Los nematodos son gusanos microscópicos que penetran en las larvas de la mosca del mantillo, así como en los dañinos gusanos de jardín, moscas y otras plagas que se desarrollan en el suelo (no dañan a la lombriz de tierra) y, una vez dentro, liberan una bacteria que consume a la plaga de dentro afuera. Estos perdurables nematodos no perjudicarán a los animales, a las plantas ni a tu familia.
  • Botrytis cinerea - Plagas y Enfermedades

    Botrytis cinerea – Plagas y En…

  • La botrytis (conocido también como moho gris o podredumbre gris) ataca a las plantas débiles o las flores moribundas. De hecho, ayuda al proceso de reciclado de las plantas favoreciendo su descomposición y, por lo tanto, la disponibilidad de sus nutrientes en el sustrato, jugando así un papel vital en el ciclo de crecimiento natural. A pesar de ello, cuando la botrytis ataca las cosechas, ¡se convierte en una plaga!

    Breves notas sobre la enfermedad

    ¿Qué es la Botrytis?
    Botrytis cinerea es un hongo necrotrófico, lo que significa que mata a su anfitrión con el fin de obtener todos los nutrientes que necesita.
    ¿Cómo detectarlo?
    El tejido en el que se desarrolla se oscurece y, en ocasiones, se reblandece debido a la muerte de las células anfitrionas. Con el paso del tiempo aparecerá una capa de moho gris peludo sobre esas zonas.
    ¿Qué puedes hacer?
    No debes permitir que la zona infectada de la planta entre en contacto con otras plantas.

    Ciclo biológico del hongo Botrytis

    Su desarrollo suele iniciarse en restos de plantas de cosechas anteriores ya infectadas que no fueron eliminados al comenzar la nueva cosecha. El micelio presente en estos restos comienza a desarrollarse con el aumento de la temperatura, como suele pasar a principios de primavera. A plena luz del día, el micelio comienza a producir estructuras llamadas conidióforos. En el extremo de estas estructuras se forman unas esporas llamadas conidios que son transportadas a través del aire y que pueden entrar en contacto con las hojas y los tallos del cultivo.

    Botrytis cinerea

    Síntomas de la infección

    La infección fúngica no se aprecia en un primer momento en las flores. La necrosis -tejido de tonos marrones y húmedos cerca del lugar de la infección- es uno de los primeros síntomas en indicar un posible ataque de botrytis. Una mancha de tonos más claros en las flores con un anillo marrón oscuro a su alrededor puede ser también una señal de infección de este hongo.

    ¿Cómo prevenir la infección?

    Es muy importante eliminar inmediatamente cualquier parte de la planta infectada con botrytis.

    No debes permitir que la planta, o las partes de la planta infectadas, entren en contacto con otras plantas porque incluso el menor roce mandará nubes de esporas grises al aire que aterrizarán en las plantas sanas y podrán infectarlas. Una buena ventilación es esencial para mantener unos niveles de humedad ligeramente menores alrededor de hojas y flores.

    Para las cosechas de exterior es aconsejable cubrir las plantas con una estructura impermeable cuando haya previsión de lluvia, como puede ser un túnel de polietileno, lo cual evitará que las plantas se mojen. Es también importante mantenerse atento ante plagas como las orugas, ya que pueden dañar la cutícula de la planta y ser aprovechado por B. cinerea para acceder más fácilmente; a los hongos les resulta fácil infectar plantas que hayan sufrido daños producidos por parásitos masticadores.

    Otros insectos, como los trips, pueden transportar y propagar esporas de botrytis. Siempre se puede hacer uso de CANNACURE para prevenir esta plaga.

    Botrytis cinerea

    Soluciones para el control de la infección

    Diferentes microorganismos han resultado ser una herramienta eficaz en el control de la B. cinerea en una gran variedad de cosechas. Clonostachys rosea (= Gliocladium roseum) es un hongo utilizado para combatir y prevenir los ataques de botrytis por su capacidad para contener la producción de esporas. Algunas especies de nematodos han sido utilizados también para el control del moho gris con éxito.

    Muchos preparados de extractos de plantas son comercializados para la prevención del ataque y desarrollo de B. cinerea, habiéndose alcanzado buenos resultados con extractos de tomillo, semillas de cítricos, orégano, menta, ajo y pimienta, entre otros.

  • Oídio y mildiu - Plagas y Enfermedades

    Oídio y mildiu – Pl

    Según se expande, las hojas comienzan a rizarse, presentando necrosis y desembocando en la caída de estas. Las partes del micelio que contienen las esporas de los hongos salen por el estoma de la planta. El mildiu es reconocible a plena luz del día por el color grisáceo o amoratado que muestra el envés de las hojas.

    El mildiu

    ¿Qué son el oídio y el mildiu?
    Los términos oídio y mildiu hacen referencia a un grupo de hongos fitopatógenos causantes de enfermedades en las plantas y que muestran síntomas similares.
    ¿Cómo detectarlos?
    El oídio suele encontrarse en el haz de la hoja, aunque no siempre ocurra así. El aspecto que ofrece la hoja es como si estuviese cubierta de polvo.
    ¿Qué puedes hacer?
    Para evitar la aparición y crecimiento de estos hongos, mantén un nivel bajo de humedad y una zona de cultivo limpia.

    El oídio

    Antes de que aparezcan los síntomas, la hoja comienza a desarrollar una especie de ampollas, seguidas de un característico polvo blanquecino que ocupará el lugar de las ampollas; parecerá como si la hoja hubiese sido espolvoreada con polvo blanco. El oídio suele encontrarse en el haz de la hoja, pero en ocasiones está en el envés, por lo que no es de extrañar que pase desapercibido con frecuencia. Sin embargo, según avanza la infección, las hojas pueden acabar completamente cubiertas de esta capa blanca, quedando colonizados incluso los cogollos, con subsecuentes pérdidas en la cantidad y calidad de la cosecha.

    Oídio y mildiu

    ¿Cómo prevenir la infección?

    El mejor tratamiento contra este tipo de hongo es la prevención, ya que una vez que se haya establecido y desarrollado resultará difícil de erradicar, incluso con fungicidas químicos. Mantén tu área de cultivo limpia para evitar que las esporas alcancen y contaminen tus plantas, lo cual será fácil de conseguir si mantienes tu equipamiento limpio y te lavas bien las manos antes de manipular tu cosecha. Otro medio de control de esta infección es el uso de CANNACURE.

    Oídio y mildiu

    Soluciones para el control de la plaga

    Observa las hojas de más antigüedad de la planta en busca de decoloraciones amarillentas y de hongos.

    • Puedes eliminar las hojas sospechosas y guardarlas en una bolsa de cierre hermético junto con un papel húmedo en algún lugar cálido. Vuelve a observar las hojas con una lupa pasados dos días para ver si se ha desarrollado el hongo
    • Elimina las hojas contaminadas, pero asegúrate de no expandir la enfermedad al hacerlo. Lávate las manos regularmente, preferiblemente con una solución alcohólica
    • Quema todo material infectado

    agas y Enfe…

  • Áfidos - Plagas & Enfermedades

    Áfidos – Plagas y

    Los áfidos no miden más de 4 mm, tienen un abdomen bulboso y pueden presentarse en muchos colores diferentes. Se les considera una de las plagas más destructivas de cultivos en regiones de clima templado. Los áfidos alados son especialmente peligrosos, ya que destruyen las plantas con mucha más rapidez que el resto de los áfidos.

    Breves notas sobre la plaga

    ¿Qué son los áfidos?
    Cuando hablamos de áfidos o pulgones nos solemos referir a una superfamilia de insectos que incluye a más de 4000 especies de parásitos específicos de las plantas.
    ¿Cómo detectarlos?
    Los áfidos pueden dar lugar a una disminución en el crecimiento de las plantas, hojas moteadas, amarilleamiento, crecimiento atrofiado, hojas rizadas, oscurecimiento, bajo rendimiento y muerte de las plantas.
    ¿Qué puedes hacer?
    Existen varias técnicas de cultivo que pueden servir para prevenir o minimizar el ataque de los áfidos.

    Ciclo biológico de los áfidos

    Hay áfidos con alas y sin alas. Por lo general, la primera generación en romper el huevo después del invierno no tiene alas, sin embargo, tras varias generaciones puede ocurrir que no dispongan de más espacio en la planta, lo que dará lugar al nacimiento de una generación de áfidos con alas que podrán migrar a otras plantas. Todos los áfidos nacidos de los huevos puestos en invierno serán hembras, y más generaciones de áfidos hembra verán la luz en primavera y verano. Las hembras pueden vivir hasta 25 días, durante los cuales pueden llegar a producir hasta 80 nuevos áfidos. La reproducción de primavera y verano es asexual, sin la intervención del macho.

    Síntomas de la plaga

    Los áfidos se alimentan de la savia del floema, causando un desajuste en el metabolismo de la planta que desemboca en la torsión de las hojas y, en casos extremos, la pérdida de las mismas, lo cual afectará a la cantidad y calidad final de la cosecha. Además, los áfidos introducen toxinas en la planta, alterando de forma sistémica el desarrollo de esta.

    Por otro lado, la melaza segregada por los áfidos es un medio ideal para el desarrollo de una gran variedad de hongos, los cuales formarán una barrera en la hoja impidiendo que esta pueda absorber toda la luz que le llega.

    Sin embargo, el efecto más dañino de los áfidos es la transmisión de virus. Los áfidos pueden transmitir docenas de virus de una planta enferma a una sana en cuestión de segundos, especialmente los alados. El mayor problema con los virus es que no hay remedio contra ellos, de modo que la infección de una planta que no es tolerante o resistente a ellos conducirá inevitablemente a una disminución de la producción.

    Áfidos

    ¿Cómo prevenir la plaga?

    Hay varias técnicas de cultivo que pueden ser utilizadas para prevenir o minimizar la infección de áfidos, las cuales incluyen:

    • Eliminar las malas hierbas, las cuales pueden servir como reservas de huevos e individuos adultos
    • Utilizar redes para insectos (impregnadas de insecticida si es necesario) para cubrir las cosechas
    • Evitar el uso excesivo de fertilizantes nitrogenados
    • Eliminar los residuos de la cosecha anterior
    • Añadir plantas de especies que atraigan a los depredadores
    • Rociar la planta con CANNACURE

    Áfidos

    Soluciones para el control de la plaga

    Entre los enemigos naturales de los áfidos se incluyen las mariquitas y las crisopas. Las larvas de crisopa verde (Chrysoperla sp.) son voraces depredadores de áfidos.

    Enfermedades

  • Trips - Plagas & Enfermedades

    Trips – Plagas y

    Los trips son de tamaño pequeño y de forma alargada y aplanada. Los sujetos adultos tienen cuatro alas peludas. Su color puede variar del gris al amarillo o al marrón. Los trips son portadores de virus, principalmente del género Tospovirus, los cuales causan pérdidas significativas en las cosechas y son incurables.

    Breves notas sobre la plaga

    ¿Qué son los trips?
    El término trip hace referencia a un amplio grupo de insectos del orden Thysanoptera.
    ¿Cómo detectarlos?
    Debido a ciertas sustancias tóxicas presentes en la saliva de los trips, podrás observar deformaciones en los brotes o flores de las plantas afectadas.
    ¿Qué puedes hacer?
    Pulveriza las plantas con insecticidas ecológicos como el jabón de potasa (no recomendado en floración avanzada) o extractos de plantas con piretro.

    Ciclo biológico de los trips

    El primer estado del ciclo vital de los trips es el de huevo, cuyo desarrollo se verá favorecido por las altas temperaturas. Las hembras ponen los huevos en los tejidos de la planta, y las larvas que salen de los huevos se alimentan de los tejidos circundantes. Una de las características de estos insectos es que realizan la transición de pupa a adulto en el sustrato o en las hojas de la zona inferior de la planta. La larva vive en las hojas, pero, tan pronto como alcanza el estado idóneo para continuar su desarrollo, cae al suelo o sobre las hojas situadas en la parte inferior de la planta, donde pasará por los estados de prepupa y pupa, y donde permanecerá hasta la aparición de un adulto con alas totalmente desarrolladas con quien reproducirse. La duración del ciclo completo es de sólo unas pocas semanas.

    Trips

    Síntomas de la plaga

    Los trips adultos tienen una dieta variada basada principalmente en el polen, pero la larva se alimenta de los tejidos de la planta, siendo esta la responsable de la mayor parte del daño producido. La larva succiona el líquido de las células de la planta, principalmente de las hojas, pero también de pétalos, brotes y frutos. Los primeros síntomas incluyen una fuerte decoloración de la hoja, quedando esta casi transparente, y la aparición de puntos negros (causados por las secreciones fecales). Su aparato bucal, en forma de peine, raspa los tejidos fabricando una sopa con ellos que posteriormente succionará. La capa superior del tejido no suele ser dañada, quedando un área de tejido sin afectar en el centro la zona decolorada.

    Debido a ciertas sustancias tóxicas presentes en la saliva de los trips, se podrán observar deformaciones en brotes y flores de las plantas afectadas. En los casos de infección severa, las hojas podrían secarse por completo. Además, algunos trips como el Frankliniella occidentalis segregan una sustancia cuando se sienten atacados que contiene acetato de decilo y acetato de dodecilo, ambos feromonas que actúan como señal de peligro para otros trips que se encuentren en una zona cercana.

    ¿Cómo prevenir la plaga?

    Debido a la capacidad de los trips para transmitir virus, es importante monitorizar nuestras cosechas para detectar su aparición lo antes posible. El método clásico es utilizar trampas adhesivas de color azul, ya que los trips se sienten fuertemente atraídos por este color. Estas trampas deben ser examinadas cada pocos días con una lupa para ver si hay trips atrapados en ellas (normalmente adultos con alas). Otra solución para evitar la plaga sería rociar la planta con CANNACURE.

    Trips

    Soluciones para el control de la plaga

    Si detectas la presencia de trips será necesario aplicar unos tratamientos apropiados para minimizar el riesgo de infección, incluyéndose entre ellos el uso de insecticidas ecológicos como el jabón de potasa o los extractos de plantas con piretro, siempre que se trate de áreas donde la ley permita su aplicación. Las plantas deben ser rociadas por completo y a conciencia, porque los trips se refugiarán bajo los nervios de las hojas dificultando así el alcance del producto a todos los individuos.

    También se pueden utilizar hongos entomófagos para combatir esta plaga. La Beauveria bassiana es uno de los más utilizados. Asegúrate también de limpiar y eliminar cualquier resto de planta o de sustrato de las tablas de cultivo o del suelo.

    Enfermedades

  • Mosca blanca - Plagas y Enfermedades

    Mosca blanca – Plagas y Enferm…

  • Las dos especies de mosca blanca que afectan a numerosas cosechas son la Bemisia tabaci o mosca blanca del tabaco y la Trialeurodes vaporariorum o mosca banca del invernadero. La diferencia morfológica principal entre estos dos insectos es la posición de sus alas: las alas de la B. tabaci se colocan paralelas a su cuerpo, mientras que las de la T. vaporariorum estarán en posición paralela a la superficie de la hoja. Además, tanto el adulto como la pupa de la T. vaporariorum suelen tener una mayor cantidad de polvo céreo que la B. tabaci.

    Breves notas sobre la plaga

    ¿Qué es la mosca blanca?
    La mosca blanca es un insecto hemíptero que pertenece a la familia de los aleuródidos. Pueden causar daños considerables y pérdidas en la producción.
    ¿Cómo detectarla?
    Algunas zonas de la hoja comenzarán a decolorarse, que es donde estos insectos habrán estado alimentándose.
    ¿Qué puedes hacer?
    Uno de los principales objetivos en el control de la mosca blanca es evitar que la cosecha se vea infectada por alguno de los virus que estos insectos puedan transportar.

    Ciclo biológico de la mosca blanca

    El ciclo vital de la mosca blanca dura entre 15 y 40 días, dependiendo de las condiciones medioambientales, y particularmente de la temperatura, ya que los huevos alcanzarán su madurez más rápidamente con temperaturas más elevadas. La mosca blanca suele poner sus huevos en el envés de las hojas, quedando estos adheridos.

    Mosca blanca

    Síntomas de la plaga

    El daño directo es causado a la planta en el proceso de alimentación de la mosca blanca. Las zonas donde el insecto succiona la savia quedan decoloradas y a su vez, transmiten sustancias tóxicas al floema que se expandirán por toda la planta, dando lugar a desajustes metabólicos, un debilitamiento general, clorosis y cambios en flores y frutos. Los daños indirectos se producen debido a que la melaza excretada por las ninfas puede dar lugar a la aparición de concentraciones fúngicas en las hojas, como la fumagina, formada por el hongo Capnodium sp, que actúa a modo de pantalla, reduciendo así la capacidad de fotosíntesis de la planta. Sin embargo, el daño más severo producido por la mosca blanca es la transmisión de virus.

    ¿Cómo prevenir la plaga?

    Uno de los principales objetivos del control de la mosca blanca es evitar que la cosecha se vea infectada por alguno de los virus que estos insectos puedan transportar, por lo que es importante eliminar las malas hierbas o restos de otras plantas cercanos a la cosecha, ya que estos pueden servir de hábitat para la mosca blanca. Además, si una mosca blanca se alimenta de una mala hierba infectada con un virus y después pasa a alimentarse de tu cosecha, esta quedaría rápidamente infectada también por ese virus. El uso de barreras protectoras como redes y cubiertas es una buena alternativa para prevenir infecciones, así como lo es rociar las plantas con CANNACURE.

    Mosca blanca

    Soluciones para el control de la plaga

    Varios insectos entomófagos, parásitos y algunos hongos entomopatógenos pueden ser utilizados para el control de la mosca blanca. La mayoría de los depredadores se alimentan de los huevos y las ninfas de este insecto, incluido el escarabajo Delphastus catalinae. La larva de la crisopa y algunos tipos de chinches también resultan una buena herramienta natural para el control de esta plaga. Las pequeñas avispas de la familia Aphelinae son parásitos de la larva de la mosca blanca. Las avispas ponen sus huevos en la larva y se desarrollan alimentándose de ella

  • Ácaros tetraníquidos - Plagas & Enfermedades

    Ácaros tetraníquidos – Plagas…

  • Los ácaros tetraníquidos afectan a muchas cosechas a nivel mundial. Hay más de 1200 especies de ácaros tetraníquidos, de las cuales más de cien pueden ser consideradas una plaga y alrededor de diez como plagas importantes. El tetraníquido más conocido y problemático es el Tetranychus urticae (conocido también como “araña roja” o “ácaro de dos puntos”); su capacidad para reproducirse extremadamente rápido le permite causar enormes daños en un corto periodo de tiempo.

    Los tetraníquidos tienen una especie de agujas succionadoras en la boca y se alimentan penetrando con ellas el tejido de la planta. Una población numerosa de estos ácaros puede llegar a cubrir plantas enteras con sus telarañas, las cuales les sirven para moverse de un punto a otro de la planta. Debido a su reducido tamaño tienen gran facilidad para moverse a través de cualquier hueco.

    Breves notas sobre la plaga

    ¿Qué son los ácaros tetraníquidos?
    Los ácaros tetraníquidos no son insectos, sino que tienen una relación más cercana con las arañas, y pertenecen a la clase Arachnida.
    ¿Cómo detectarlos?
    Este tipo de ácaros suelen tejer telarañas, y cuando infectan las hojas de la planta producen daños al tejido, dando lugar a la aparición de manchas amarillas y zonas muertas hasta acabar cubriéndolas en su totalidad. Cuando esto ocurre, la hoja se vuelve amarilla, se marchita y se cae. Existe una variedad de ácaros que no tejen telarañas y viven en las yemas apicales de la planta, donde el daño no puede ser detectado hasta que la punta se expande.
    ¿Qué puedes hacer?
    Los tetraníquidos tienen varios enemigos naturales que pueden servir para mantener el control de su población.

    Ciclo biológico de los ácaros tetraníquidos

    Cada hembra de ácaro de dos puntos pone entre 10 y 20 huevos diarios, y de 80 a 120 en la totalidad de su ciclo vital, que puede extenderse hasta 4 semanas. Generalmente, los huevos quedan adheridos a la telaraña y la larva sale a los 3-15 días. Los recién nacidos son prácticamente incoloros y con brillantes ojos rojos. Tras mudar su piel tres veces en 4-5 días, estos llegan al estado de protoninfa, pasando después por el de deutoninfa y alcanzando finalmente su forma adulta. Tanto ninfas como adultos tienen 8 patas.

    Ácaros tetraníquidos

    Síntomas de la plaga

    Los primeros síntomas visibles serán pequeñas manchas amarillentas o blanquecinas localizadas, en la mayoría de los casos, alrededor de los nervios principales de las hojas. Si estas manchas se expanden y fusionan las células vacías darán lugar a una tonalidad blanquecina o de un color plateado casi transparente.

    ¿Cómo prevenir la plaga?

    Para minimizar riesgos y una rápida expansión de la plaga, intenta mantener la temperatura por debajo de los 25ªC y más de un 60% de humedad relativa en el aire, ya que esto retrasará su velocidad de reproducción. Este alto nivel de humedad es también necesario para los depredadores de los tetraníquidos. Mantén limpia el área de cultivo y elimina todas las hojas muertas. Un riego adecuado es importante porque las plantas son más propensas a sufrir daños en situaciones de estrés por exceso o falta de riego. Otro de los métodos para prevenir esta plaga es rociar la planta con CANNACURE.

    Ácaros tetraníquidos

    Soluciones para el control de la plaga

    Cuando veas tetraníquidos (reconocibles por las telarañas que dejan sobre las hojas), elimina las hojas afectadas y lava la planta a conciencia con una mezcla de alcohol y jabón. Repite este tratamiento varias veces a la semana o utiliza un producto natural como CANNACURE para controlar la plaga. Cuando el tratamiento con un producto de base acuosa deje de ser una opción, quita las telarañas con un aspirador.

    También puedes utilizar enemigos naturales como ácaros depredadores, mariquitas, insectos depredadores y crisopas.

  • La Cochinilla Harinosa - Plagas y Enfermedades

    La Cochinilla Harinosa – Plaga…

  • Uno de los tipos de cochinilla más comúnes que ataca a plantas ornamentales es la cochinilla harinosa. Esta tiende a vivir en grupos, refugiándose en partes protegidas de la planta tales como las estípulas, las vainas foliares, entre los tallos trepadores y bajo la corteza desprendida. Debido a la capa de cera que les cubre y a su tendencia a permanecer fuera del alcance de la vista, resultan difíciles de eliminar. Varias especies de cochinilla harinosa proliferan en invernaderos y plantas de interior, entre ellas la Pseudococcus calceolariae (cochinilla harinosa de invernadero), la P. longispinus (cochinilla de cola larga) y la Planococcus citri (cochinilla harinosa de los cítricos).

    por CANNA Research

    Dentro del género Planococcus, la cochinilla harinosa de los cítricos es la que plantea el mayor problema. Fue en 1813, en Europa, y en 1879, en Estados Unidos, cuando se detectó el problema que este tipo de cochinilla suponía para los cítricos y las plantas ornamentales.

    Apariencia

    El nombre de la cochinilla harinosa deriva del hecho de que desde su tercera fase larval en adelante las hembras se recubren de una sustancia blanca cerosa. Las hembras adultas tienen un cuerpo blando y aplanado de forma oval de 0.25-0.4 cm de longitud y 0.2-0.3 cm de anchura. Pueden ser de color rosado, pero generalmente son blancas, debido al blanquecino polvo ceroso que cubre su cuerpo. Filamentos igualmente cerosos nacen de todo el contorno de sus cuerpos. El macho es un pequeño insecto halado parecido a la mosca, que suele verse con poca frecuencia.

    Ciclo vital

    La mayoría de las especies son ponedoras de huevos, aunque algunas, especialmente en condiciones de invernadero, pueden dar a luz a pequeñas crías directamente. La reproducción es continua durante todo el año en los invernaderos, decreciendo únicamente en invierno, y pudiéndose llegar a alcanzar hasta ocho generaciones en un mismo año, por lo que varias fases de su desarrollo pueden confluir en un mismo momento, sin embargo, en exterior se suelen dar solo dos generaciones por año. Las hembras ponen alrededor de unos 500 huevos en una bolsa algodonosa que sitúan bajo su cuerpo. Las crías rompen el cascarón tras los primeros 6 a 14 días, y se dispersan en busca de partes de la planta u otros anfitriones apropiadas para satisfacer sus necesidades alimenticias. Algunos tipos, como la de cola larga, no ponen huevos, sino que dan a luz crías ya formadas.

    Todas las crías se parecen a las hembras adultas, pero hembras y machos se desarrollarán de modo diferente. Las ninfas hembras aumentan de tamaño con cada muda de piel, alcanzando la madurez en un mes aproximadamente. Por el contrario, los machos pasan primero por dos o tres mudas antes de comenzar su fase de pupas, la cual se desarrollará dentro un delgado capullo del cual saldrán como diminutos adultos con aspecto de mosca.

    Daños

    El daño causado a la planta por la cochinilla harinosa se produce debido a la cantidad de toxinas o patógenos que esta inyecta a la planta durante su proceso de alimentación. Además, esta cochinilla segrega un producto residual, la melaza, un líquido meloso y azucarado que deposita sobre las hojas, formando una fina y pegajosa película que sirve de medio para el desarrollo del hongo de la fumagina, el cual reduce la capacidad fotosintética de la planta y resulta antiestético. La alimentación de esta cochinilla también puede dar lugar a caída prematura de las hojas y una degeneración agresiva de la planta, pudiendo llegar a acabar con ella si no se mantiene un control.

    Plagas y Enfermedades: La Cochinilla Harinosa
    La cochinilla harinosa tiende a vivir en grupos, en partes protegidas de la planta.
    Imagen cortesía de Scot Nelson.

    Control

    Este tipo de cochinilla se suele desarrollar mejor en ambientes cálidos, por lo que, normalmente, no resulta un problema en las plantas de exterior, sin embargo, pueden estar presentes durante todo el año en plantas de interior e invernaderos.

    Se debe mantener un control de cultivo adecuado para que las plantas se mantengan fuertes y puedan tolerar una moderada presencia de la cochinilla harinosa sin sufrir daños mayores. Es conveniente no excederse en el riego o la fertilización, ya que este tipo de cochinilla se siente atraída por plantas con altos niveles de nitrógeno y crecimiento moderado. También se puede reducir el número de la colonia evitando que se den zonas donde esta pueda hibernar, tales como las zonas con corteza suelta. Asimismo, algunos insectos predadores como crisopas, moscas sírfidas, mariquitas y varias pequeñas avispas parasitarias se alimentan de este tipo de cochinilla, lo que igualmente puede ayudar a disminuir el número de individuos. Actualmente se comercializa también para invernaderos un escarabajo que actúa como exterminador de la misma. Es aconsejable evitar el uso innecesario de insecticida para minimizar cualquier posible efecto adverso sobre los insectos beneficiosos para la planta. Mantener un control sobre las hormigas ayudará también a evitar un desarrollo de la colonia, ya que las hormigas se sienten atraídas por la melaza producida por la cochinilla y su presencia inhibirá la actividad de enemigos naturales.

    El control de la cochinilla harinosa mediante el uso de insecticidas resulta complicado debido a la protección que les proporciona la capa cerosa que la recubre, y a su tendencia a esconderse en los lugares más inaccesibles de la planta. Es en su estado larval cuando la cochinilla es más vulnerable y puede ser controlada fácilmente. Los jabones insecticidas ayudarán a reducir el volumen de la colonia, ya que estos disuelven la capa cerosa del insecto llegando a secarlo, sin embargo, los insecticidas no funcionarán en los huevos, por lo que tendrán que ser aplicados regularmente.

  • Fusarium - Plagas y Enfermedades

    Fusarium – Plagas y Enfermedad…

  • Fusarium es un extenso género de hongo del suelo que habita muchos lugares del mundo. La mayoría de las especies son inofensivos saprofitos relativamente abundantes en la comunidad microbiana del suelo. Sin embargo, algunas especies de Fusarium son económicamente significativas debido al devastador impacto que pueden tener en las cosechas.

    por CANNA Research

    En un principio, existía algo de confusión acerca de la taxonomía del Fusarium y sus más de mil especies, variedades y razas, pero, tan pronto como se hubo consciencia de las enfermedades que puede llegar a causar, la necesidad de un sistema de clasificación preciso se convirtió en algo urgente. Hoy en día, los científicos aun debaten sobre el sistema de clasificación, el cual incluye actualmente entre nueve y cincuenta especies, de cero a veintinueve variedades y de cero a doce formas.

    Plagas y Enfermedades: Fusarium
    La franja marrón exterior del peciolo se corresponde con una decoloración interna del mismo. Esto es un ejemplo de Fusarium de putrefacción de las raíces, distinguido por un cancer que muestra una decoloración marrón oscura del tallo. Imagen cedida por UF IFAS-FLREC.

    Debido a la confusión para identificar muchas de las especies de Fusarium, la clasificación también está basada en la sintomatología de la planta. Esto significa que la mayoría de las especies han sido divididas en grupos de acuerdo con el tipo de enfermedad que causan, tales como Fusarium del cáncer del tallo, Fusarium de la putrefacción de la raíz y Fusarium del marchitamiento vascular.

    El grupo del Fusarium del cáncer del tallo es un hongo del suelo causado por seis especies: F. sulphureum, F. graminearum, F. lateritium, F. sambucinum, F. avenaceum y F. culmorum; el de la putrefacción de la raíz es un hongo del suelo causado principalmente por F. solani; y el grupo del marchitamiento vascular es un hongo vascular causado por un patógeno del xilema llamado F. oxysporu. Dentro de este último grupo, F. oxysporu presenta diferentes formas -conocidas como forma specialis (f.sp.)- que infectan a diferentes receptores para causar una serie de enfermedades.

    F. oxysporum f.sp vasinfectum y F. oxysporum f.sp. apii causan el marchitamiento fúngico y ambas son morfológicamente idénticas, cambiando únicamente los receptores, que dan los nombres a las subespecies. Sin embargo, el debate sobre este sistema de clasificación está lejos de finalizar, ya que muchos científicos sugieren que F. oxysporum f.sp apii pertenece al mismo grupo que f.sp vasinfectum. Debido a ello, la definición de grupos subespecíficos está ahora basada en los genéricos del hongo, en lugar de en la interacción receptor-patógeno.

    Plagas y Enfermedades: Fusarium
    Esta imagen muestra la esporulación de fusarium en el tallo de un melón. Imagen cortesía de Howard F. Schwartz con licencia CC 3.0.

    F. oxysporum f.sp.cubenses es una subespecie claramente definida que causa la enfermedad de Panamá del Musa spp. Este fue el patógeno responsable de la desaparición de la variedad de banana ‘Gross Michael’, tras la que fue introducida una nueva variedad de banana, ‘Cavendish’, resistente al Fusarium. Al igual que con la banana, se están llevando a cabo investigaciones con un amplio rango de cosechas, entre ellas los cereales, el algodón, la patata y el tomate, con el fin de alcanzar en ellas la misma resistencia al Fusarium.

    Daño producido por la enfermedad y ciclo

    Las colonias de Fusarium pueden ser pálidas o de colores vivos (dependiendo de la especie), y pueden tener micelio aéreo algodonoso. La variedad de colores comprende el blanquecino, amarillo, amarronado, rosa y rojizo. Las especies de Fusarium suelen producir esporas (llamadas macro y microconidios) para reproducirse y diseminarse.

    Los síntomas del Fusarium del cáncer del tallo comienzan con una lesión en la epidermis, seguida de clorosis y necrosis. Por cercanía a la lesión, tronco, ramas o tallos tenderán a inflamarse creando una úlcera que puede llegar a abrirse. Las hojas de los tallos afectados se marchitarán o mostrarán necrosis sin desprenderse de la planta. Este patógeno es capaz también de infectar semilleros, en cuyo caso causa el marchitamiento fúngico.

    Debido a la sintomatología de los receptores, Fusarium de la putrefacción de las raíces puede ser fácilmente confundido con Fusarium de la enfermedad del tallo porque ambos provocan un cancro, sin embargo, este último conduce a una decoloración rojiza del xilema, mientras que el primero se distingue por úlceras de aspecto suave y color oscuro o negro que aparecen como una decoloración marrón oscura en el tallo.

    Plagas y Enfermedades: Fusarium
    Síntomas de marchitamiento vascular (fusarium oxysporum f.sp.phaseoli) en las raíces de plantas de judías secas. Imagen cedida por Howard F. Schwartz con licencia CC 3.0.

    Fusarium solani (putrefacción de las raíces) es un hongo saprofito, lo que significa que puede colonizar tejido de la planta que esté muriendo o que ya esté muerto. Puede invadir los tallos por los nudos o a nivel del suelo, aprovechándose de cualquier herida existente. Sus esporas germinarán durante periodos prolongados de alta humedad y temperatura.

    Fusarium oxysporum (marchitamiento vascular) es también un hongo saprofito, lo que significa que puede sobrevivir en la tierra, en los restos de las plantas, durante los intermedios de las cosechas. El hongo pude sobrevivir como micelio o como cualquiera de sus tres diferentes tipos de esporas. Las raíces pueden ser infectadas directamente a través de sus puntas o de alguna herida. Una vez dentro de la planta, el micelio se expande por el córtex de la raíz hasta que alcanza el xilema y, posteriormente, a través del tejido vascular de toda la planta. Esto limita progresivamente la ingestión de agua y nutrientes, las hojas se marchitan y la planta, finalmente, muere.

    Plagas y Enfermedades: Fusarium
    Tallo de planta de judías secas mostrando indicios de marchitamiento vascular causado por fusarium oxysporum f.sp.phaseoli. Imagen cedida por Howard F. Schwartz con licencia CC 3.0.

    Gestión y Control

    Las especies patógenas de Fusarium son difíciles de controlar debido a su habilidad para sobrevivir en la tierra durante largos períodos con o sin planta receptora, así como por ser saprofitos. Un concienzudo programa del manejo de Fusarium debería incluir prevención, prácticas culturales, saneamiento y control biológico y químico.

    Una disminución en el estrés de la planta reducirá el riesgo de que el hongo se extienda. Asegúrate de que usas plántulas o semillas limpias y libres de enfermedades. Evita el riego en exceso, una plantación profunda, el exceso de fertilizante con nitrógeno o fósforo y dañar las plantas cuando las estés plantando. El cultivo, la recolección y la selección son algunas de las prácticas que pueden ayudar a prevenir la expansión de Fusarium.

    Aprender a distinguir los síntomas de la enfermedad en una etapa temprana es la práctica más efectiva para prevenir la expansión de Fusarium. Además, la desinfección del suelo y el uso de fungicidas químicos, la rotación de la cosecha o el uso de variedades resistentes, son las mejores prácticas culturales, biológicas y químicas para controlar y limitar enfermedades Fusarium.

  • Resultado de imagen de BABOSA  EN LA MARIHUANA FOTO
  • ¿Cómo deshacerse de las babosas en el cultivo de cannabis?
  • Las babosas puede ser devastadoras para el jardín de cannabis, especialmente cuando las plantas son jóvenes y tiernas. Son una amenaza muy peligrosa para el cultivo de exterior e invernaderos, y en las regiones frías y húmedas donde atacan por la noche.Las babosas ponen sus huevos en el suelo y en lugares frescos y oscuros. Las jovenes babosas son muy voraces surgen durante la noche y devoran casi cualquier cosa verde a la vista. Luego se esconden lejos en la oscuridad, escondrijos frescos qye durante el díaconservan la humedad.

    Una vez que las plantas de cannabis se endurecen y sus tallos son más leñosos, ya te sitúas en la zona de seguridad con respecto a estos moluscos gasterópodos terrestres sin caparazón .

    Vegetarianas

    Las babosas no son muy exigentes con la vegetación que comen, lo que significa que hay que estar en guardia. Las jóvenes babosas bebé parecen comer más que las adultas y, por desgracia, no les atraen las trampas de cebo tanto como a las grandes.

    En cuanto a comer la planta de cannabis se centran en las hojas pero pueden incluso pueden ir a por las flores.

    Son más activas después de la lluvia, gracias a la humedad de la tierra. Así que presta atención al jardín después de las lluvias, mientras las plantas estén en crecimiento vegetativo.

    Son hermafroditas, por lo que cualquiera puede reproducirse. Ponen hasta 30 huevos cada una, por eso es importante destruir todas las babosas que se encuentren en o cerca de su jardín.

    Hay muchos venenos disponibles en el mercado, pero éstos deben ser evitados en el propio sustrato, ya que impregnará el suelo y permanecer allí mucho más allá de la duración del cultivo. No es el tipo de cosas que gustaría estar consumiendo con la hierba.

    Las babosas tienen depredadores naturales; ranas y sapos que son los más propensos a vivir en o cerca del jardín. Un gran sapo de guardian es una buena idea para tener en el jardín.

    Conocer al enemigo

    Son un verdadero dolor de cabeza para deshacerse de ellas y pueden matar a las plantas en una sola sesión, por lo que un ataque sorpresa de un grupo puede ser desastroso. Se necesita una estrategia defensiva y ofensiva para vencer estos bichos viscosos. Es muy útil conocer las debilidades del enemigo para poder golpearles donde más duele.

    Como sabemos, les gusta esconderse durante el día. Lo primero que se debe hacer es asegurarse de que hay pocos lugares donde ellas puedan pasar el rato. Eliminar todo lo que haya en el jardín que no sea esencial para el crecimiento. Cuanto menos desorden exista en el espacio del crecimiento, menos lugares tendrán las babosas para esconderse.

  • Jorge Cervantes, en su libro  , sugiere hacer un “hotel para ellas” para comprobar cada día y matar a sus moradores babosas. Es posible que te duela por matarlas, pero si tienes la mala suerte de ver lo que hacen a las plantas, sin ninguna duda, se disfrutará con la venganza o actuando de manera preventiva.Las babosas son en su mayoría agua, de manera que con un suave roce de zapato en una superficie rugosa bastará.

    Zona sensible de una babosa

    El siguiente paso sería asegurarse de que no llegan a las plantas en absoluto. Las babosas tienen un lado sensible. De hecho, es la parte suave inferior que podemos utilizar en nuestro beneficio.

    En la arena afilada o grava es algo por donde no se deslizarán. Hacer una barrera de 2-3 pulgadas (5-10 cm) de arena afilada o grava alrededor de las plantas. Hacer una capa debajo y alrededor de las plantas que son susceptibles al ataque. La teoría es que al hacer una barrera no puedan cruzar.

    bolas de babosa

    La perlita también las detiene, añadir una capa de perlita por encima de la superficie del sustrato como una barrera doble también funciona.

    La respuesta de la babosa a la perlita es defensiva; segregan una mucosidad viscosa y ruedan en una bola. Esto puede funcionar cuando se enfrentan a algunos depredadores, pero en esta perlita la sustancia pegajosa que sale de nuestra adversaria viscosa en como una salmuera, sabe que es nuestra enemiga.

    Otra medida que se puede tomar es poner un domo de propagación por encima de la planta. Deja esta encendida hasta que estés seguro de que es lo suficientemente fuerte como para resistir un ataque de babosas entrantes. Un campana como esa tiene otros beneficios aparte de la simple protección a las plantas de las plagas bebé. Al aire libre o en invernaderos, se mantendrá alta humedad y la temperatura reducirá los golpes animando a la planta a erradicarlas más rápido.

    Un pub babosa

    Trampa pub babosas

    Los pasos anteriores deben ayudar a proteger las plantas contra las hambrientas babosas jóvenes y más pequeños. Para las adultos mayores, se puede coger en trampas de babosas. Un método popular es hacer un “pub babosa”.

    Poner un plato poco profundo de cerveza donde se sabe que las babosas están al acecho. Los rastreadores de merodeadores nocturnos no pueden resistir el olor de una buena cerveza.
    Después de un sorbo se caen en el pub o trampa mortal y se ahogan en la cerveza. Un final apropiado para aquellos empeñados en destruir el jardín de cannabis. Y un claro recordatorio de la pendiente resbaladiza de abuso de alcohol.

    Visión nocturna

    Una última táctica, si apetece pasar un rato en el jardín o el invernadero durante la noche, puede ser la emboscada en la oscuridad o en el manto de la oscuridad con una linterna y recogerlas, ya que serpentean alrededor de la planta de cannabis. A continuación puedes destruirlas con tu método preferido, el pisotón o aplastamiento nunca falla.